Consultorios médicos online

A veces, diez minutos después de visitar a nuestro doctor en la consulta, se nos ocurre alguna pregunta que le queríamos hacer ¿a quién no le ha pasado? O incluso en ocasiones tenemos dudas sobre nuestra salud o la de algún ser querido, pero no queremos tener que pedir cita y esperar para que nos la respondan, ya que “seguramente no es nada”.

Para resolver estas cuestiones y muchas otras llegan los consultorios médicos online, espacios que a menudo funcionan como una red social, y que pretenden poner en contacto exclusivamente a los pacientes con profesionales sanitarios acreditados.

Las ventajas que ofrecen estos consultorios online son bien claras:

  • Son rápidos de usar: podremos evitar las largas listas de espera y los desplazamientos, tan solo tendremos que conectarnos y escribir nuestra consulta.
  • Son anónimos: a menudo Internet es el mejor aliado de quienes no se atreven a formular una pregunta. Los consultorios online garantizan la privacidad de quien realiza las consultas.
  • Son fáciles de usar: y a menudo gratuitos. Los datos de un mismo usuario pueden permanecer memorizados en una misma cuenta, por lo que al facultativo le resultará más fácil seguir su historia y responder a las consultas de manera personalizada.

A pesar de las ventajas que presentan los consultorios, deberemos tener algunos aspectos en cuenta antes de realizar una consulta: en primer lugar hemos de ser conscientes siempre de lo que publicamos en Internet, si aparece a nuestro nombre y quién lo está leyendo, así como si existe algún sistema para proteger nuestros datos en el caso de que estuvieran relacionados con nosotros publicamente. Otro de los aspectos a tener en cuenta es si los que responden a las consultas son profesionales acreditados. Algunos consultorios incluyen el currículum de los doctores encargados de responder a las preguntas.

Por último, hemos de ser conscientes de que un consultorio médico online tan solo podrá orientarnos o servirnos como fuente de información, que en ningún caso podrá sustituir un servicio de atención médica directa. Nadie más que un médico, que pueda realizarnos un examen físico, podrá diagnosticarnos o indicarnos un tratamiento.

Consultorio-Medico.es.